Los festejos corporativos son oportunidades  para reunir a todo el personal de una empresa y compartir tiempo valioso fuera del horario de oficina. Muchas, por no decir la totalidad, de las empresas conciben las fiestas de fin de año  como instancias  para reforzar relaciones e incidir positivamente sobre el  clima laboral y hablar de las perspectivas de la organización y reforzar conceptos que la empresa valora.

Según un estudio realizado por la consultora Adecco, el 72% de los trabajadores considera que las celebraciones mejoran las relaciones dentro de la empresa, lo cual reafirma que es una buena iniciativa para generar lazos internos que pueden traducirse en mayor productividad y compromiso.

festejo-fin-de-año-cuerpo

Lo que nos pasa

Gerentes y profesionales  de Recursos Humanos corremos todo el año en pos de los resultados de las encuestas de clima, desde el paradigma de que la empresa debe motivar a los empleados. Diseñamos planes y agendas, nos involucramos en la carrera por generar acciones cada vez más creativas y con alta repercusión.

En ocasiones, analizamos el copypage de diferentes empresas, y detectamos que el concepto del outdoor y la pizza party parecieran tener el mismo impacto en los operarios del sector metalúrgico que en los analistas de  una IT.

Olvidamos que es necesario transmitir un mensaje corporativo coherente y  próximo a los valores de los integrantes de la compañía en todo momento, en las acciones dentro y fuera del tiempo y espacio laboral, y que importar acciones de empresas con otra cultura puede tener, incluso, efectos no deseados sobre la nuestra.

El desafío

Creemos que la motivación en los ámbitos laborales obedece al bienestar  o malestar que experimentan los empleados en su hacer cotidiano, en su relación con su jefe, con sus compañeros de trabajo, con otras áreas, con los clientes, con los procesos. La experiencia de pertenecer a una compañía o a un equipo de trabajo se produce en cada instante de relación vivida con ellos.

El desafío de las empresas hoy es construir ambientes colaborativos, donde el aprendizaje continuo y la confianza, el diálogo y el intercambio respetuoso de ideas permitan aflorar el talento particular de cada quien, logrando así que nuestros colaboradores pongan su energía en el espacio laboral ya que disfrutarán hacerlo.

Desde Enlace trabajamos codo a codo con las empresas para que la fiesta de fin de año no sea la única oportunidad, sino una más de las miles de experiencias gratificantes, en la cual se celebren los logros alcanzados en conjunto y el despertar de nuevos sueños para el año venidero.